#CómoSalimosDeEsta

Foto: Andina

El Perú es el segundo país más informal de América Latina

Con el 67% de la PEA en la informalidad, después de Surinam que registra 75%.

Publicado: 2022-03-30

El economista egresado de la PUCP y magister en Economía Aplicada y Análisis de Datos por la University of Essex (Reino Unido), Alfredo Alvarado, recientemente nombrado por el Banco Mundial (BM) para desempeñarse como consultor de Crecimiento Equitativo, Finanzas e Instituciones, advierte a las autoridades peruanas de la urgencia de un papel más activo de las políticas públicas para superar la informalidad en la economía peruana.

Alvarado, que seguirá desempeñándose como catedrático de su especialidad en la PUCP y hasta hace poco consultor del BID, recuerda a las autoridades gobernantes que el Perú es el segundo país más informal del continente con el 67% de la PEA en la informalidad, después de Surinam que registra 75%.

Nuestro entrevistado aclaró que las opiniones expresadas son responsabilidad del autor y no necesariamente representan el punto de vista de las instituciones a las que se encuentra afiliado. A continuación la entrevista que nos concedió:

Crecimiento vs. Informalidad

Usted ha puesto en el debate hace algunos meses el tema de la informalidad, le preguntamos ¿si el crecimiento económico nos curará de la informalidad?, como alguna vez dijo el exministro de Economía, Waldo Mendoza.

A.A.- El crecimiento ayuda a reducir la informalidad, pero muy limitadamente. Según Nikita Céspedes, economista del Banco Central de Reserva, por cada 10% de crecimiento económico que tiene Perú, la informalidad se reduce en 0.5%. Eso quiere decir que tendríamos que esperar que el Perú crezca durante 78 años a una tasa de 10% para llegar al nivel de la informalidad de Chile. Entonces, sí nos cura de la informalidad, pero probablemente ya sea demasiado tarde para el paciente. Por ello, yo siempre abogo por un papel más activo de las políticas públicas para atender a este problema.

Algunos exministros de economía de los gobiernos anteriores han sostenido que reducir costos laborales aumentaría la formalidad. ¿Qué hay de cierto?

A.A.- Según la Encuesta Nacional de Empresas del 2015 y la Encuesta a Empresas del Banco Mundial, los problemas más importantes que afectan a las empresas están relacionados a la dificultad para acceder al financiamiento, la corrupción, a la inestabilidad política y la informalidad. Los costos laborales no aparecen como los más importantes según las mismas empresas. Y según datos de la Encuesta Nacional de Hogares, la principal razón de los negocios para ser informales es que no lo considera necesario o su negocio es muy pequeño. Otras políticas como la facilitación del crédito, la transferencia tecnológica y la fiscalización, deberían entrar en este debate.

EN CASA DEL HERRERO…

En 1992, el gobierno de Fujimori, en la mira de reducir costos laborales, suprimió el uso de planillas para el pago de salarios, a fin de exonerar a las empresas del pago de seguridad social y aportes pensionarios. ¿Esta forma de reducir costos laborales produjo mayor crecimiento?

A.A.- Si bien las reformas estructurales en la década de los 90 sirvieron

para recuperar la estabilidad macroeconómica, restarles derechos a los trabajadores no va a aumentar mucho más el crecimiento económico y más bien puede producir efectos no deseados. El debate pareciera ser cuántos más derechos debe reducirse a los trabajadores para aumentar el bienestar social. No creo que deba centrarse en esto la discusión debido a la situación que vive Perú: con alta desigualdad, débiles instituciones y poca inversión en políticas públicas, sobre todo de largo plazo.

Ud. ha dicho anteriormente que en la ruta de combatir la informalidad cabría desarrollar la fiscalización a las empresas y que en nuestro país la estaría cumpliendo la Sunafil. ¿Ha sido eficiente la Sunafil en esta tarea?

A.A.- Sunafil ha tenido logros positivos desde la fecha de su creación y ha significado un aumento en la capacidad institucional para hacer cumplir las leyes laborales. Sin embargo, detecto que persisten varias falencias. Si bien ahora existe un mayor presupuesto asignado a este sector, este debe ser incluso mayor. Sunafil sigue sin darse abasto

especialmente en regiones. Para eso es indispensable incrementar el personal, capacitarlos y respetar sus derechos laborales. No es posible que el año pasado haya habido una huelga de trabajadores de Sunafil. En casa del herrero, cuchillo de palo.

MÁS INNOVACIÓN

Da la impresión que las tareas de Sunafil por sí solas no serían suficientes para superar la informalidad ¿Acaso debería estar acompañada de otras medidas?

A.A.- Correcto. Mencioné anteriormente políticas de transferencia tecnológica. En general, políticas que aumenten la productividad de las empresas más pequeñas son bienvenidas. Se debe reforzar las políticas que realizan los Centros de Innovación Productiva y Transferencia Tecnológica- CITE. Debe ampliarse y mejorarse las políticas que promuevan el acceso a crédito como el FAE Agro. Las políticas que promuevan la certificación de calidad ayudarían a acceder a nuevos mercados. Además, la capacitación a los empleadores y trabajadores es fundamental. Actualmente hay políticas laborales tales como los servicios de intermediación laboral y los programas de capacitación a trabajadores, pero deben ampliarse.

¿Considera que las empresas podrían formalizarse en un aspecto, por ejemplo formalizando a sus trabajadores, pero manteniéndose informal en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias?

A.A.- Las empresas informales no podrían formalizarse incluso si se les permitiera ser informal solo en un aspecto. Si se les perdona la formalización a trabajadores, muchas igual no podrían cumplir con sus obligaciones tributarias y viceversa. Para que los informales den el salto hacia la formalidad debe aplicarse una política integral que vaya más allá de aspectos tributarios o legales.

REFORMAS ESTRUCTURALES

Usted en algún escrito suyo ha dicho que en la ruta de superar la informalidad tendría que realizarse reformas estructurales en el sistema social y económico ¿A qué reformas se refiere?

A.A.- Políticas de largo plazo (no aquellas que demoren 78 años) son políticas estructurales que son viables y necesarias. Por ejemplo, debemos apuntar a una reforma del aparato productivo para diversificar nuestras actividades productivas sobre todo hacia aquellas que demanden mano de obra formal. La reforma del Estado es algo que también ayudará a superar la informalidad, pues es evidente que a las empresas también les afecta la inestabilidad política. La ruta hacia el futuro también debe considerar lo que está pasando con países desarrollados: cada vez más hay desempleo tecnológico, esto es, las actividades productivas demandan poca mano de obra, ya que ahora esas tareas lo realizan robots o algoritmos.

¿Cómo está el Perú a nivel continental, somos el país campeón de la informalidad?

A.A.- Somos subcampeones en la informalidad. Según la Organización Internacional del Trabajo- OIT, con datos más recientes disponibles, el 67% de trabajadores asalariados peruanos no tienen contrato respecto del total de trabajadores asalariados. Estamos por encima de todos los países de la región, a excepción de Surinam que tiene 75% de informalidad. Fuente Diario La Razón.


Escrito por


Publicado en

El Mirador

Otro sitio más de Lamula.pe